¿Qué es el Zero Waste? ¿Cuáles son sus pilares?

¿Qué es el Zero Waste?

Zero Waste significa Cero Residuo. El estilo de vida Zero Waste consiste en pasar de una mentalidad que minimice el desperdicio de recursos en cada etapa de la producción y el uso.
Zero Waste no sólo consiste en reciclar y reducir la cantidad de residuos quemados. Casi todo lo que compramos y utilizamos en nuestra vida cotidiana tiene una huella de carbono: desde su fabricación hasta su transporte. Y casi todo lo que compramos acaba siendo desechado en algún momento. Va al vertedero, se convierte en basura, contamina nuestros océanos. Por ello, tenemos que reducir nuestro consumo para disminuir nuestro impacto medioambiental. Los artículos de un solo uso no tienen sentido ni para nuestro bolsillo ni para el medio ambiente.

Los pilares del Zero Waste: ¡Rechazar, reducir, reutilizar y reciclar!

Las 4R´s son un conjunto de acciones que contribuyan a la preservación de los recursos naturales, para llevar una vida digna y óptima en todos los sentidos.
Te mostramos el orden, con la opción más efectiva que puedes tomar primero, que es Rechazar.
Rechazar: Nuestras vidas están llenas de cosas que no necesitamos, y todo tiene un coste medioambiental. Rechaza cualquier cosa que no necesites realmente para poder reducir tus residuos.
Reducir: El exceso de compras genera toneladas de residuos de alimentos, plásticos y otros envases. Antes de comprar, piensa si lo necesitas o lo puedes reutilizar. Lleva siempre una bolsa de la compra reutilizable y elige tiendas que te permitan llevar tus propios envases para rellenarlos de suministros a granel.
Reusar: Cambia los artículos de un solo uso por alternativas reutilizables y permanentes. Limpia los tarros de cristal de los alimentos y utilizados para almacenar alimentos o cualquier cosa que se te ocurra. También los puedes usar para rellenarlos con productos a granel.
Reciclar: Recicla todo lo que puedas e intenta no comprar nada en envases que no puedan ser reciclados. Esta medida, aunque es importante, resulta insuficiente. Casi el 80% de los envases acaba en vertederos, incinerados o arrojados al medio ambiente. Es imprescindible reducir y adoptar un estilo de vida sostenible que cuestione la manera en que producimos y consumimos los recursos.

¿Se te ocurre alguna R más? ¡Cuéntanos en los comentarios!

No hay comentarios

Publicar un comentario